Cómo funciona

¿Cómo puedes empezar a tomar clases?

Estás decidido a tomar clases conmigo pero todavía tienes dudas de cómo acceder a las clases, qué recursos necesitas… Aquí te explico todo lo que debes saber. ¡Es muy fácil!

  • Primero, elige entre las diferentes posibilidades de clases que ofrezco y compra una clase o, en la tienda, el pack que mejor se ajuste a tus necesidades. No te preocupes, las clases no caducan nunca y cuando acabas un pack puedes renovarlo tantas veces quieras, o comprar otro de mayor o menor número de clases.
  • Si eliges comprar un pack, te llegará un correo electrónico con un código que tendrás que utilizar para reservar cada una de las clases que hayas comprado. (Por favor, comprueba la bandeja de entrada de correo no deseado o Spam).
  • En el calendario del tipo de clase que has elegido, consulta los horarios disponibles y reserva la hora en el día más adecuado para ti. (La frecuencia de las clases dependerá únicamente de ti mismo. Lo mejor es mantener una cierta rutina, pero el ritmo lo marcas tú).
  • Recuerda que, según mi política de cancelación, podrás reprogramar la clase hasta un máximo de 24 horas antes de la misma. (Para gestionar tus reservas, entra en Mis clases). Si no lo haces, perderás la clase.
  • En el email de confirmación de la reserva encontrarás el enlace de acceso a la clase. Nos conectaremos a través de Zoom.
  • Comprueba que tu ordenador tiene la cámara y los dispositivos de audio activados. El uso de la cámara en las clases es opcional (excepto para la clase gratuita, que es obligatorio), pero yo lo recomiendo. Estate seguro de que la conexión a internet es buena y estable.
  • Las clases tienen una duración de 55 minutos. ¡Sé puntual!
  • Si no es la primera clase probablemente te habré dejado tarea para hacer por tu cuenta. Ven preparado y con los materiales necesarios. Tener un cuaderno y un bolígrafo te ayudará, aunque algunas de las notas de la clase (ejemplos y vocabulario) podrán quedar recogidas en un documento de Word que compartiré contigo.
  • Por último, ¡no olvides disfrutar de la experiencia en español! Pregunta todo lo que quieras, habla, ríe… y sé tu mismo.